Colaboración: el secreto para obtener mejores resultados en procesos de innovación

Es bien sabido por todos, que las crisis son el mejor momento para ser creativos e innovar. Las últimas crisis económicas globales nos han fortalecido y preparado para situaciones futuras con escenarios inciertos, pero ninguno de ellos implicaba una emergencia sanitaria de las dimensiones del Covid 19. Tras cinco meses de aislamiento en México, seguimos haciendo frente a la pandemia que mantiene detenida una parte importante de la economía en el mundo. Esto hace que la necesidad de innovación dentro de las organizaciones, sea nuestro principal enfoque.

Si bien la innovación ha tenido un importante crecimiento en nuestro país, la pandemia actual le agrega un mayor grado de dificultad a la resolución de problemas en las empresas. De acuerdo a William Lazonick, economista canadiense, la innovación se trata de un proceso colectivo, que involucra el uso de conocimiento y técnicas que otros han descubierto o inventado en diversos momentos previos.

Aún en estos tiempos, se tienen ideas erróneas acerca de la implementación de procesos de innovación dentro de las empresas, dejando esta tarea titánica en manos de un solo equipo o persona, cuando en realidad, este proceso arroja mejores resultados al momento de volverse una tarea colectiva, bajo un régimen de colaboración.

Volcar nuestra necesidad de soluciones a través de la colaboración, nos permite apreciar diferentes formas de abordar soluciones a nuestros nuevos retos empresariales. Es muy sencillo: pongamos como ejemplo que debido a la crisis sanitaria, los centros comerciales tuvieron que cerrar, dejándonos sin la posibilidad de vender. Si como organización nos concentramos únicamente en la venta, la solución aparentemente queda en ofertar nuestros productos a través de un sitio web. Sin embargo ¿dónde queda la experiencia de compra? ¿existen más oportunidades de seguir creciendo? ¿puede crecer también nuestro catálogo de productos ofreciendo algo que sea de valor y solucione algún problemas que trae consigo esta contingencia?

Estas interrogantes no pueden ser resueltas por una sola persona, la organización completa debe estar involucrada para brindar soluciones certeras, efectivas y al mismo tiempo innovadoras, que trasciendan no sólo a la pandemia, sino que tengan vida aún después de ella.

Es aquí donde la colaboración cobra aún más relevancia y puede darse a pesar de que sigamos aislados y separados como compañía. Este proceso puede gestionarse de manera sencilla gracias a diversas herramientas digitales que actualmente se encuentran disponibles en el mercado. Sumado a esto, es importante que este proceso de colaboración para la innovación sea guiado por expertos certificados y con habilidades de manejo de grupos y facilitadores del proceso.

Cabe recalcar que si tu organización no cuenta con la cultura de la colaboración -que puede darse el caso, principalmente en compañías con larga trayectoria o empresas de estructura familiar-, es importante hacer ajustes dentro de los lineamientos internos para propiciar esta forma de trabajo. Recuerda: Más vale tarde que nunca.

La empatía, creatividad y una cultura de trabajo acorde al panorama actual, favorecerá en gran medida los procesos de innovación para solucionar las necesidades apremiantes que tu compañía enfrenta en estos momentos de contingencia.

¿Qué ha sido lo más difícil en términos de colaboración dentro de tu empresa? ¿Cuál consideras que es el próximo reto a vencer después de adoptar una cultura de colaboración?
Nos encantaría conocer tu experiencia al respecto, porque el conocimiento colectivo es otra forma de colaboración que nos brinda aprendizaje y conocimiento para el futuro inmediato.
También nos encantaría conocer tu opinión acerca de estos temas.